Log In

Las Notas de MULTILAERAL

El menú del almuerzo y los diplomáticos latinoamericanos

dimensión conversacional interculturalidad
MULTILATERAL Español
El menú del almuerzo y los diplomáticos latinoamericanos
2:51
 

Read/Listen to the Note in English.


Contrario a la creencia popular, a veces es más fácil interpretar una reunión sobre infraestructura y maquetación digital que el menú del almuerzo.

No, no perdí la cordura ni me quedé sin palabras.

El tema es que, cuanto más mundano y cotidiano es algo, más formas diferentes de decirlo existen; mientras que el vocabulario técnico tiende a ser "estándar" y "neutral".

Uno de mis profesores de traducción en la universidad siempre usaba el ejemplo de la ropa para explicar este fenómeno. Según él, cuanto más íntima la prenda, más variedades regionales y socioeconómicas existen para nombrarla. Si lo pensamos, un sobretodo es un sobretodo acá y allá y en cualquier lugar, pero ¿cuántas palabras diferentes conocés para describir la ropa interior incluso en tu propio idioma?

En español nomás existen las bombachas, las pantaletas, las bragas, los calzones, las panties, etc.

Curiosamente, este fenómeno existe en todos los idiomas y, especialmente, en aquellos que se hablan en varios países distintos como el español. Y, obviamente, no se aplica solamente a las prendas de vestir.

Así que durante una misión técnica, no importa si los delegados que participan de la reunión son de México, de Colombia, de Argentina o de Perú porque las palabras que se usan para hablar de puentes, suministro de agua, redes eléctricas, aeropuertos, ferrovías y demás en español son prácticamente similares en todos los países latinoamericanos.

Sin embargo, a la hora del almuerzo la cosa cambia y mucho.

La ‘beetroot’ se llama betabel en México, betarraga en Chile, y remolacha en la mayoría de los demás países hispanohablantes.

Los ‘sweet-potatoes’ son boniatos en Uruguay y España, camotes en América Central, y batatas en los demás países.

Etc. Etc.

Entonces, no sería exagerado decir que, visto así, hablo 24 idiomas: inglés, portugués, y el español hablado en los 22 países del mundo iberoamericano.

Tanto hablar de comida, me dió hambre: ¿qué hay para almorzar hoy?

Tené acceso VIP

Accedé a Notas y recursos exclusivos de MULTILATERAL sobre idiomas, interacción intercultural, comunicación estratégica, América Latina, el Reino Unido y más.

Subscribite y súmate a la conversación sobre cómo traer claridad a la mesa.

Subscribirme gratis

También te puede interesar

Mi español argentino dentro del contexto latino

El Ansiado Efecto Respaldo

No soy Superman, soy Batman

Intérpretes vs "Interpretator"

Recursos

Empresa

Sumate a la conversación